Conoce a Marco Antonio Karam.

Traducción del Artículo en la revista “Tricycle” al español.

Por Adrienne Bard de Palazuelos. Fuente: Tricycle.

Ilustración de Natalya Balnova.

El director de Casa Tíbet México, Tony Karam dice que los mexicanos y los tibetanos tienen mucho en común.

El dharma ha tardado en echar raíces en América Latina. Pero quizás nadie haya desempeñado un papel más importante en compartir las enseñanzas budistas con los buscadores hispanoparlantes que Marco Antonio Karam, director de Casa Tibet México, la contraparte latinoamericana de Tibet House, con sede en la Ciudad de México.

Nacido en la Ciudad de México en una familia de negocios de clase alta, Karam está orgulloso de su origen y dice que su educación le dio las herramientas para promover la cultura tibetana en México. Desde temprana edad, Karam se entrenó en el órgano clásico e incluso consideró la carrera como músico. “Pero el budismo siempre fue mi primera opción”, dijo, “aunque en esos primeros días no tenía ni idea de cómo hacer esto posible”.

Karam se sintió atraído por el budismo cuando era adolescente cuando leyó los libros “Nacido en el Tíbet” y “Meditación en acción” de Chögyam Trungpa Rinpoche. Más tarde viajó a Denver para buscar el consejo de Trungpa, quien enseñaba en la Universidad de Naropa. “Él fue quien me dio sugerencias sobre cómo consolidar mi educación budista”.

Ahora, muchos años después, una de las misiones de Karam ha sido educar a los mexicanos sobre el significado y la importancia del budismo.

“Muchas personas ven erróneamente esta antigua tradición como una práctica espiritual de la Nueva Era”, dijo Karam. “Lo que Casa Tibet ha tratado de hacer durante los últimos 32 años es presentar la profundidad de las enseñanzas budistas y su relevancia en la sociedad contemporánea”. Con ese fin, Karam ha trabajado para “‘tropicalizar” las enseñanzas de Buda para que sean pertinentes y significativas para las audiencias occidentales, latinoamericanas y de habla hispana”.

Eso significa subrayar las similitudes entre estas culturas aparentemente diferentes. “Para empezar, nuestra cultura es teísta, en su mayoría católica y muy conservadora, en contraste con la tradición no teísta del budismo. Y a lo largo de los siglos, el Budismo tibetano ha acentuado la introspección y la contemplación, lo que no es tan común en el Cristianismo”. Sin embargo, a pesar de sus diferencias religiosas, Karam cree que los mexicanos y los tibetanos tienen cosas en común, como tener familias grandes y unidas, una perspectiva barroca de la vida y un amor por las comidas picantes. Descubrió algunas de estas similitudes mientras estudiaba con Su Santidad el Dalai Lama en Dharamsala, India. Después de conocer a Karam, el Dalai Lama decidió que este lama mexicano era quien llevaría la cultura tibetana a México y otros países de habla hispana.

La idea de abrir una Casa Tíbet en México surgió tanto del Dalai Lama como de uno de los maestros más influyentes de Karam, Geshe Lhundub Sopa, el primer tibetano en ocupar un puesto como profesor titular en una universidad estadounidense. En la década de 1980, Karam estudió con Geshe Sopa en el Centro Budista Deer Park en Wisconsin.

Desde su inauguración oficial en 1989, Casa Tíbet México se ha expandido a diecinueve centros de habla hispana en México, América Central y algunos estados fronterizos de EE. UU. Cuenta con dos mil miembros activos, mientras que cientos de miles han participado en sus diversas actividades.

El propio Karam imparte cuatro clases cada semana desde la Ciudad de México que están dirigidas a diferentes niveles de practicantes, desde neófitos hasta estudiantes veteranos del Budismo Tibetano. Como traductor de tibetano, Karam dice que el español es una opción natural para enseñar el dharma: “El idioma español permite la construcción de un vasto vocabulario que puede representar términos de una manera muy precisa”, dijo. “Es extraordinariamente rico para la traducción del budismo”.

¿Ejemplos de los seminarios en español de Verano 2021 de Casa Tibet? “¿Qué es un Bodhisattva?” y “Cultivando buenos sentimientos para las personas que te vuelven loco”. (Los hispanohablantes interesados ​​en Budismo pueden unirse a los seminarios en línea a través de https://casatibet.org.mx ).

Por Adrienne Bard de palazuelos.

Enlace a entrevista: https://tricycle.org/magazine/marco-antonio-karam/

Conocenos

Casa Tíbet México, Sede Guadalajara.

Calle Justo Sierra 2570,

Colonia Ladrón de Guevara.

Teléfono: (0133) 3615-3527

Recibe nuestro Boletín